COMUNICADO DE PRENSA - Un millón de firmas europeas válidas para salvar a abejas y a agricultores









COMUNICADO DE PRENSA


Un millón de firmas europeas válidas para salvar a abejas y a agricultores


Un paso histórico para detener la guerra contra la naturaleza



BRUSELAS, BÉLGICA, 10 DE OCTUBRE DE 2022 - La Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) Save Bees and Farmers (Salvemos a las Abejas y a los Agricultores) ha superado el millón de firmas válidas. Los certificados de 27 estados miembros de la UE han sido aceptados y la Comisión Europea ha declarado el éxito de la ICE. Este éxito marca un deseo muy claro y fuerte de los ciudadanos europeos de reducir fuertemente el uso de plaguicidas. Los 1,1 millones de ciudadanos de la iniciativa exigen la eliminación progresiva de los plaguicidas sintéticos y la recuperación de la naturaleza en las zonas agrícolas. Como siguiente paso, los organizadores serán invitados por la Comisión y, en un plazo de 3 meses, se celebrará una audiencia en el Parlamento Europeo para intercambiar con los eurodiputados sobre las demandas de la ICE.


La ICE "Salvemos a las Abejas y a los Agricultores" pide:

  • La eliminación del 80% del uso de plaguicidas sintéticos para 2030 y del 100% para 2035

  • La recuperación de la biodiversidad en las tierras agrícolas

  • Apoyo financiero a los agricultores para la transición hacia prácticas agroecológicas


Martin Dermine, principal representante de esta ICE y director ejecutivo de PAN Europa, dijo:

"Esta es la séptima ICE que tiene éxito y ya es la segunda contra los plaguicidas [1]. Es una fuerte señal democrática para que los responsables de la UE y los países escuchen a los ciudadanos y se alejen de los plaguicidas tóxicos. Los agricultores y la ciencia han demostrado que la agroecología puede alimentar al mundo sin productos químicos. Ya es hora de que nuestros políticos dejen de escuchar a la agroindustria y empiecen a trabajar por el futuro de nuestros hijos."


Helmut Burtscher-Schaden, representante principal adjunto de la ICE (GLOBAL 2000, Amigos de la Tierra Austria) añadió:

"En muchos países de la UE, los ministerios de agricultura parecen tener una fe malsana en las bondades de la agroindustria o una relación demasiado estrecha con ella. Por ello, pretenden impedir cambios que liberen a nuestro sistema alimentario de su dependencia de los productos químicos. Sin embargo, la recogida de un millón de firmas válidas durante la pandemia de Covid es una fuerte señal para la transición hacia una agricultura respetuosa con el clima y las abejas".

Noa Simón, una de las iniciadoras de la ICE, directora científica de BeeLife, veterinaria, ecotoxicóloga y apicultora, declaró:

"Los apicultores y cualquier persona que preste atención a su entorno se dan cuenta de lo necesaria que es esta ICE. Además, las pruebas científicas de los daños de los plaguicidas para la salud humana, animal y medioambiental son inequívocas. Necesitamos reducir radicalmente su uso y ayudar a los agricultores en el proceso. Por suerte, los gobiernos nacionales tienen buenas oportunidades para lograr ambas cosas a través del Reglamento sobre el uso sostenible de los plaguicidas, actualmente en debate, y de la Política Agrícola Común, que está definiendo su aplicación. Más de un millón de ciudadanos europeos no entenderían que los gobiernos de la UE perdieran esta oportunidad".


Paso histórico: el medio ambiente deja de estar en manos del lobby químico

La fuerte voz de la sociedad civil marca el fin de una era en la que las decisiones sobre nuestro medio ambiente a nivel comunitario y nacional estaban dominadas por los productores de productos químicos. Desde los años sesenta, la Revolución Verde ha empujado a los agricultores a utilizar semillas patentadas, altas dosis de fertilizantes artificiales y una cantidad cada vez mayor de plaguicidas sintéticos. Estos insumos hacen que la agricultura intensiva sea totalmente dependiente de los agroquímicos y de los combustibles fósiles. Los agricultores hacen el trabajo, pero son los comerciantes y la industria, así como sus accionistas, los que cosechan los beneficios. Los organizadores de esta ICE piden un cambio: “¡los agricultores merecen unos ingresos decentes con precios justos y un futuro saludable para su explotación y su familia!".


Un paso urgente y necesario

El modelo de agricultura química tiene un alto precio para la sociedad. La biodiversidad se está colapsando, nuestros suelos están agotados, el agua está contaminada, los agricultores están siendo envenenados y nuestra salud está en riesgo por los residuos de plaguicidas en nuestros alimentos. Nuestro paisaje se ha vuelto tóxico debido a la expansión de los monocultivos industriales.


En un momento clave

Actualmente, las instituciones de la UE están debatiendo una nueva ley de reducción de plaguicidas que regulará su uso durante muchos años. El resultado tendrá enormes repercusiones sobre la naturaleza y la salud en Europa. El lobby de los plaguicidas teme una disminución de sus ingresos y sus aliados están levantando fuertes protestas en muchos países.


En honor a Rachel Carson: decimos NO a una Primavera Silenciosa

Hace sesenta años, Rachel Carson publicó su famoso libro Primavera Silenciosa (Silent Spring). En él lanzaba una importante advertencia al mundo: el uso de plaguicidas conduciría a un mundo muerto. Plaguicidas como el DDT fueron prohibidos, pero perdimos la oportunidad de tomar "el otro camino" que ella describe en el último capítulo de su libro. En su lugar, los plaguicidas fueron sustituidos por otros nuevos, a menudo incluso más tóxicos para los insectos y el medio ambiente que el DDT. Ahora estamos en el Pico de plaguicidas, el mundo nunca ha utilizado tal cantidad de plaguicidas. Sesenta años después podemos ver claramente la llegada de la Primavera Silenciosa, con un fuerte descenso de las poblaciones de insectos y aves en muchas zonas. La fuerte voz de los ciudadanos que respaldan nuestra ICE es un homenaje a la obra de Rachel Carson. Necesitamos urgentemente un cambio de paradigma para detener esta guerra contra la naturaleza y el sistema de la muerte. Eso es lo que pide ahora un millón de europeos. No queremos una Primavera Silenciosa. Queremos devolver la vida, las flores y los insectos a los campos. El futuro de la agricultura está en trabajar con la naturaleza, no en destruirla.


Sólo la agricultura respetuosa con la naturaleza nos dará seguridad alimentaria

El futuro de nuestra alimentación depende de suelos sanos que alimenten plantas sanas y resistan las sequías. Preservar la biodiversidad es la única opción para garantizar la producción de alimentos a largo plazo. La ciencia es clara: el uso continuado de fertilizantes y plaguicidas artificiales conducirá a suelos muertos y a un colapso total de la polinización y la producción de alimentos. El camino hacia una seguridad alimentaria duradera y un futuro para nuestros hijos, nietos y las generaciones venideras es un mundo en el que vivamos en equilibrio con nuestro entorno, sin envenenarlo.


Organizadores

La Iniciativa Ciudadana Europea fue organizada por Générations Futures (Francia), Global 2000 (Austria), Aurelia Stiftung, BUND y el Umweltinstitut München (Alemania), Romapis (Rumanía) y las organizaciones europeas: BeeLife Coordinadora Europea de Apicultura, Amigos de la Tierra Europa, PAN Europa, Slow Food International y la Asociación Europea de Apicultores Profesionales. La iniciativa recibió el apoyo de más de 200 organizaciones de todos los países de la UE. En todos los Estados miembros se recogieron firmas con los datos personales formalmente requeridos. Diez países [3] alcanzaron el umbral mínimo establecido por la UE y, junto con el número total de firmas válidas, esto lo convierte en una petición oficial en la agenda de la Comisión y el Parlamento europeos.


www.savebeesandfarmers.eu



[1] Hasta ahora, se han lanzado 94 ICE y solo 7 lograron reunir 1 millón de firmas validadas. En 2017, la ICE STOP Glifosato consiguió recoger 1,07 millones de firmas válidas, pidiendo la prohibición del glifosato, más transparencia en las pruebas de toxicidad de la industria y la eliminación progresiva de los plaguicidas.


[2] El 22 de junio de 2022, la Comisión Europea propuso un nuevo Reglamento sobre el uso sostenible de los plaguicidas, con el objetivo de reducir el uso y los riesgos de los plaguicidas en un 50% hasta 2030. Esta propuesta se debatirá ahora en el Parlamento Europeo y en el Consejo Europeo para acordar un reglamento definitivo en el próximo año. https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/qanda_22_3694


[3] Para ser válida, una ICE debe recoger más de un millón de firmas válidas en la UE y alcanzar un umbral mínimo en al menos 7 Estados miembros. Los 10 países que han alcanzado el umbral mínimo de la UE son Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Hungría, Luxemburgo, Países Bajos y Rumanía.



--------------------- termina ---------------------


Para más información, póngase en contacto con

BeeLife European Beekeeping Coordination: Kata Gócs, responsable de comunicación, comms@bee-life.eu o visite www.bee-life.eu o www.savebeesandfarmers.eu



Descargar el comunicado de prensa en pdf